13.12.05

Sexo (puro y) duro

Durante la semana, mientras desempeño mis funciones laborales, he de desplazarme en coche de un lado para otro de la ciudad, como muchos sabréis ya. En esos trayectos, para amenizar los más que comunes atascos que tengo que sufrir, escucho en la radio una emisora de rock que se llama Rockservatorio FM. Hoy, entre bocados que le estaban dando al queso, lomo, chorizo y demás manjares, han puesto una canción de un antiguo grupo alicantino llamado Badana que trataba sobre las mujeres, a las que no dejaban en muy buen lugar.

Y ahí ha estallado la movida. La eterna y absurda lucha sobre qué sexo es mejor. Que si unos piensan con el miembro viril, que si las otras son unas arpías y demás tonterías similares han llenado los siguientes minutos de emisión. Y eso es algo que nunca entenderé. Porque supongo yo que los que esgrimen esos argumentos, tendrán pareja, o tendrán padre y/o madre. ¿Entrarán todos ellos en esa afirmación? ¿No se puede estar contento y orgulloso del sexo de cada uno sin tener que caer en menospreciar el otro?

Por la parte que me toca, me parece muy injusto decir aquello de "todos sois iguales", porque ello supone compararme e igualarme con personas que me parecen totalmente deleznables. Aunque, por otro lado, si todos somos iguales, como muchas mujeres se cansan de repetir, ¿por qué esas mujeres no pueden estar sin un hombre al lado?

9 comentarios:

  1. JAJAJA, y las que más lo dicen, más ávidas de macho van por la vida...

    ResponderEliminar
  2. Es verdad. Mala frase.
    Sería más sensato aceptar que somos un complemento, digo yo. Cada quién habla en función de cómo le ha ido en la guerra.

    ResponderEliminar
  3. Joder, los Badana. Qué tiempos...

    ResponderEliminar
  4. El bicharraco tiene razón.
    Un amigo tiene una teoría: las mujeres y los hombres son distintos; se comportan de distinta manera, actúan de distinta manera, y , por supuesto, piensan de manera distinta. De ahí surge el conflicto.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, Mono, estoy de acuerdo con lo que dices. Por cierto, mola el Rockservatorio. Mi hermano es adicto.

    ResponderEliminar
  6. Vaya, no sabía que hombres y mujeres perteneciesen a especies distintas como sugiere el amigo de Winifredo. Que hay diferencias, es obvio y evidente. Por mucho que los igualitaristas (todos los hombres son iguales. ¿Iguales? ¿Quiénes, cómo y de qué manera?) o por mucho que las pensadoras políticamente correctas se empecinen en intentar minimizar ésas diferencias fijándose en soplapolleces, éstas van a estar ahí. Además, tienen una confusión tan grande que confunden la lógica igualdad de derechos con igualdad en todo. Cuando no somos iguales siquiera a nosotros mismos. En fin.

    ResponderEliminar
  7. Como dice Loles León en la pésima Libertarias (y es lo único destacable de toda la película): EQUIVALENTES, PERO NO IGUALES.

    ResponderEliminar
  8. (Feliz Navidad, que la pases muy bien y que se envuelvan en celofán).
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Sinceramente creo que, gracias a Dios, no somos iguales. Y ahí, precisamente es, donde está la gracia.
    Si fueramos iguales, este mundo sería aburridísimo.

    ResponderEliminar