6.8.06

Borreguito como tú

Este fin de semana está teniendo lugar el II Torneo Internacional de Madrid de Baloncesto, al que he decidido acudir, en el que participan España, Argentina, Lituania y Polonia. A pesar de no ser un entendido de este deporte, siempre me ha gustado ver los partidos de la selección, sobre todo desde que ésta es tan competitiva como lo es ahora. Y uno de los motivos por los que el baloncesto no termina de cuajar en mí como deporte predilecto es por la gran cantidad de horteras por metro cuadrado que se puede encontrar uno en una cancha. Se está copiando descaradamente el modelo yanki de este deporte en cuanto a "espectáculo" en tiempos muertos y descansos del partido.

Ayer, sin ir más lejos, cuando entré en el Madrid Arena (que también tiene tela el nombrecito), se estaba disputando ya un interesantísimo Argentina-Lituania, y me llamó la atención que hubiera un speaker narrando todo lo que ocurría en él. Que si dos puntos para Nocioni, que si triple de Macijauskas, que si arriba el público que parece que no hay argentinos ni lituanos.... Al principio lo puede uno tomar como una mera anécdota, pero puedo asegurar que tras llevar varios minutos oyéndole (el volumen de la megafonía es tal que escuchar y oír terminan siendo lo mismo) acaba uno un poco de los nervios. Los partidos en sí no estuvieron mal, especialmente el Argentina-Lituania que no se decidió hasta los últimos segundos y que terminaron ganando los argentinos por un solo punto.

Pero el plato fuerte, como no podía ser de otra manera, vino con el partido de la selección española. Y no me estoy refiriendo al encuentro en sí, que no tuvo mayor historia. Los organizadores del evento se han propuesto batir un récord, y juntar en un pabellón a nosecuantas mil personas con camiseta roja y bailando "Paquito el chocolatero". Ayer, durante las semifinales, se encargaron de recordarlo constantemente, pues el récord se quiere intentar en el descanso de la final. "Mañana todo el mundo con camiseta roja", fue lo que más se oyó. Así que ya sé con qué color no voy a acudir hoy al Madrid Arena.

Suponiendo que se logre batir el récord... ¿qué? ¿Nos creeremos mejores personas por lograrlo? ¿Nos darán algún tipo de bonificación en los puntos de los carnets de conducir? ¿Desgravará a Hacienda? Es lamentable que cumplamos todos como borreguitos lo que nos dicen que hagamos, todo ello casi siempre con fines comerciales (la brillante idea la patrocina una conocida marca de cerveza, que es la que utiliza la canción de Paquito el chocolatero en su campaña publicitaria). A mí que me dejen tranquilo viendo el partido y no me molesten con estas tonterías, que para hacer el capullo ya me basto y me sobro yo solo como para necesitar ayuda.

5 comentarios:

  1. La masa no piensa, que dijo el otro.

    Y me encanta que os interpreten el partido, como si vuestro sentido crítico no les bastara... Qué huevos.

    ResponderEliminar
  2. Vos estabas en la tribuna de ese partido, mira vos, que yo mire un pedazo de Argentina Lituania por la tele, antes de irme a trabajar...

    ResponderEliminar
  3. la idea era de que mira vos si no te enfocaron alguna vez y no te reconoci??

    ResponderEliminar
  4. viste que yo simpre dejo comentarios en tus post..

    ResponderEliminar
  5. Es buena esa.. si televisan el de las remeras rojas.. ya sabemos que el q este con una amarilla serás vos!

    ResponderEliminar