29.10.06

Las horteradas de mi discoteca

Quien más, quien menos, creo que todos tenemos entre nuestros discos algunos bajo llave. No porque queramos protegerlos de posibles robos, sino para evitar que alguien pueda verlos, echando por tierra una posible reputación de amante de la buena música. Hoy, a pesar de que puede caer un mito para mucha gente, voy a exponer aquí algunos de esos discos que tengo yo.

Leticia Sabater - Nosotros somos el mundo: Un día, mi querido vecino Sunder, vino a mi casa y me dijo que había estado en el Makro y que me había traído un regalo. Le dí las gracias demasiado pronto, porque cuando me hizo entrega del mismo, vi un cassette con Leticia Sabater en la portada con su inconfundible estilo pueril. El tema más representativo es el Leti Rap, un canto a la vida juvenil, en el que se dicen cosas como "¿Cómo se enrollan los tronquis? ¡¡Con Vivan los Compis!!", haciendo de paso una subliminal publicidad del programa que por aquel entonces tenía la bella presentadora.

Britney Spears - Baby one more time: Éste, lamentablemente, lo compré yo en uno de esos arrebatos que me daban en mi edad del pavo. Como anécdota, diré que el día que lo adquirí, en la extinta Madrid Rock (cómo la echo de menos), le pedí a la cajera que le quitara el precio para disimular, como si de un regalo para alguien se tratase. Por suerte, este disco lo agradeció mi prima Elena hace poco tiempo cuando se lo obsequié de mil amores.

Enrique Iglesias - Enrique: Otro regalo, en esta ocasión, de mi hermana. Se me había ocurrido comentar que me gustaba la canción de "Bailamos" así que mi hermana lo vio en oferta y decidió que sería un buen regalo. Lo que no sé es si para vengarse por el disco que le regalé yo una vez de Army of lovers o realmente llevaba buena intención.

Jordy - Dur Dur d'être bébé!: No sé si la gente se acordará de un niño rubito francés que "sacó" un disco hace algunos años y que era un poco infumable. Algún tiempo después, en mi periplo laboral en el Häagen-Dazs, vi el cd en cuestión. Cd que me agencié cuando nos comunicaron que iban a cerrar y que nos íbamos a la calle. Aparte de llevarme varios litros de helado para casa y darle a los conocidos que venían a verme, me llevé este disco. No sé qué echarían más de menos.

Sin duda, hay algunos más, pero los casos más vergonzosos que poblan mi de por sí extensa discografía son éstos. Pero el que esté libre de culpa, que tire la primera piedra.

14 comentarios:

  1. recien hoy escuche y vi un video de hace un par de meses cuando espantan a una cabra? que no lo habia hecho antes... cual sos vos? el de la camara y la vos grave?? o el otro

    ResponderEliminar
  2. sacamantecas30/10/06 10:11

    Hace falta ser muy tonto para comprarse un disco de Britney Spears.

    ResponderEliminar
  3. ¿En qué calleja? ¿Eh?

    Sea usted hombre y conteste, señor Ídolo.

    ResponderEliminar
  4. alfredo urdaci30/10/06 10:25

    Desde luego, tiene usted más cuento que Calleja, señor Anónimo.

    ResponderEliminar
  5. Vamos a hacerlo fácil, señor Ídolo:

    Yo le pregunto:

    —¿En qué calleja?

    Y usted responde, con cantarina voz:

    —L _ M _ R _ _ _ J _

    Pista: Un cubata, diez euros, mi amor.

    ResponderEliminar
  6. FE DE ERRATAS:

    Donde dije:

    "—L _ M _ R _ _ _ J _"

    Quise decir:
    "—L _ M _ R _ _ _ J _"

    Marcando bien el espacio entre el artículo y el sustantivo, que es lo sustantivo en este caso.

    ResponderEliminar
  7. Mielda, si es que lo escribo bien y el enanito del Blogger me lo pone mal.
    Entre LA y MORALEJA debe haber un espacio: si no, estaríamos hablando de LAMORALEJA, un lugar que, así escrito, no tengo Constancia, que es una chica muy guapa, de que exista.

    ResponderEliminar
  8. Ele a eme o erre a ele e jota a.

    ResponderEliminar
  9. pues yo también me compré un disco de Enrique Iglesias y no tengo eximentes: no estaba pedo, estaba en perfecto uso de mis facultades, no tenía la edad del pavo (fue hace un par de años)... lo único que puedo decir en mi defensa es que lo compré pirateado por 1 dólar en un mercadillo, en un arrebato por la música patria cuando estuve en Guatemala... :-))

    ¡Enriquito es tan malo, en serio! qué manía..

    ResponderEliminar
  10. Te falta aquel mítico "No seas julay", de un cantante de cuyo nombre no puedo (aunque quisiera) acordarme.

    De Enrique Iglesias, más que el "Bailamos", era digno de recordar el "Ulises total" (esa era nuestra adaptación, pero no recuerdo el título original).

    Y el "Baby one more time", las cosas como son, se salía.

    ResponderEliminar
  11. Ernesto: "No seas julai" era de Juan Antonio Muriel, si no recuerdo mal, un single en vinilo cuyo tema central era el mencionado. El Ulises Total era una adaptación realizada por "El Pela" (su apellido es Peláez, que nadie piense que tiene que ver con que fuera un usurero o algo por el estilo) de la canción "Ritmo total" del hijo de Julio Iglesias.

    Jinete: Si yo me escudo en que me lo regaló mi hermana, pero bien que lo escuchaba después, y no fue ningún arrebato por la música patria, sino más bien un arrebato por la música hortera. Y a mucha honra, oiga.

    Andrea: En el video que viste hace poco, yo soy el que habla, la voz dulce y aterciopelada que se escucha es la mía pues.

    Anónimo: La Moraleja.

    ResponderEliminar
  12. No estoy libre de culpa, he cometido estos pecados con la música...pero...Enrique Iglesias???...ay ay ay

    ResponderEliminar
  13. Jejeje todos los que hablamos de música, debemos de conocer lo "bueno" y lo "malo" para poder tener cosas con que comparar... bueno no en todos los casos... pero yo tambien he pecado y puedo decir que hasta me se las rolas de los BackStreetBoys :(

    ResponderEliminar