11.5.07

Viernes tarde

Los viernes por la tarde debería estar prohibido trabajar. De hecho, en muchas empresas se coge el fin de semana desde el mediodía del citado día. Quizá por eso, en mi empresa, en la que sí hay que ir a trabajar, la tarde de los viernes suele ser de lo más distendido. Al menos si uno se encuentra en la oficina. Así que con esa intención me he dirigido yo, con mi inseparable Jarno, dado que tenía que sustituir al jefe. Además, he aparcado justo debajo de la ventana en la que iba a estar durante mi estancia en la oficina. Eran las cuatro de la tarde, una hora perfecta para estar durmiendo en el sofá de casa. Pero no.

Efectivamente, la tarde ha sido distendida, con la visita obligada de alguien a los chinos para comprar algo de beber y hacer más amena la labor que se debe desempeñar. Hasta que hemos dado por cerrado el chiringuito y hemos decidido irnos cada uno a nuestras respectivos domicilios. O donde quisiera cada uno, pero lejos de la oficina. Así pues, me he reencontrado con Jarno, me he dispuesto a arrancar y entonces me he quedado un tanto extrañado. "Yo cuando he aparcado, tenía radio. Ahora no". "Vaya, la puerta del copiloto está abierta". Efectivamente, alguien había forzado la cerradura de dicha puerta, dejándola del todo inservible, y habían penetrado en Jarno, con perdón de la expresión, y sustraído la mencionada radio y el maletín de herramientas. En este caso, el maletín me daba lo mismo, puesto que es material de la empresa, pero la radio la pagó un servidor y eso duele más. Como me ha dolido también tener que esperar durante cerca de dos horas en la sala de espera de la comisaría con el fin de poner la pertinente denuncia.

Los geniales Monthy Python, en su clásico "La vida de Brian", decían la famosa frase de Always look at the bright side of life, que viene a significar algo como "Mira siempre el lado bueno de la vida". Así que miraremos el lado bueno, y nos compraremos (Jarno y yo) una radio más chula y más barata. Si todavía hasta me habrán hecho un favor y todo. Si es que estos malhechores están en todo, aunque por lo menos me podían haber dejado el cd de Iron Maiden que estaba dentro de la radio, pues esa ha sido la pérdida más dolorosa.

4 comentarios:

  1. rigoberto menchu16/5/07 16:47

    a lo mejor ahora te puedes comprar un loro en lugar de la radio,eres un tio con suerte

    ResponderEliminar
  2. amante tropical II16/5/07 16:54

    además así no tienes que oir a ese insufrible grupo, si te va la musica gay habras de renovarte y comprar lo último de nash o il divo que eso si que es buena musica

    ResponderEliminar
  3. pos si que hay chusma allí en los madriles...

    ResponderEliminar
  4. o una suerte con loro no te fastidia el tonto este

    ResponderEliminar