6.3.06

Camera Cafe


Más de uno y más de dos habrá visto alguna vez esta serie que, aunque sea sencilla en su elaboración (una sola cámara situada en la máquina de café de una oficina), o precisamente por eso, resulta de una gran originalidad. Los personajes son de lo más variado, algunos de ellos muy comunes dentro de una empresa: Jesús Quesada, el responsable de ventas que por agenda utiliza los posavasos que se encuentra en los bares a los que lleva a sus clientes. Es el typical spanish, escaqueándose siempre que puede del trabajo, aprovechándose de los demás, subiéndose la cremallera del pantalón mientras sale del baño... Mari Carmen Cañizares, que al contrario que Jesús es una buena persona. Quizás por eso no cae tan bien dentro de la empresa. O quizás sea porque es alguien a quien podría definirse como friki, o por lo menos, peculiar. Es difícil tratar de definir un personaje como éste. Bernardo Marín, el amor platónico de Cañizares y contable de la empresa. Es como el empollón de la clase, que siempre recibe todas las bromas y las burlas. A sus cuarenta (y pico) años, sigue viviendo con su madre, por la que siente una veneración fuera de toda dudas. Julián Palacios, responsable de compras y enlace sindical. Es el compañero de vaguerías de Jesús, con el que trama todo tipo de bromas, cuyo destinatario suele ser Bernardo. Gregorio Antúnez, director de la empresa que trata en vano de que la gente trabaje y no se pase las horas en la máquina de café. Arturo Cañas, el chófer del presidente, una especie de nazi que sólo se lleva bien con Jesús y que no duda en menospreciar a todos los demás. Mónica Salazar, subdirectora de marketing, objeto de deseo de media oficina. Benito Avendaño, el aburrido guarda nocturno....

Estos personajes y algunos más conforman una de las series que más éxito está teniendo actualmente en la televisión de este país. En la página http://www.gestenfeiser.com/ hay una especie de diario escrito por el director del programa, aunque eso de diario es relativo, pues no se actualiza día a día, pero se pueden encontrar cosas curiosas que a los seguidores de la serie les hará gracia.

8 comentarios:

  1. Gran serie, pese a su sencillez. O, tal vez, precisamente por su sencillez.

    Con lo que no estoy de acuerdo es con eso de que Mónica Salazar sea objeto de deseo de media oficina: es objeto de deseo de media audiencia.

    ResponderEliminar
  2. MONIKI.... TE HE PUESTO EN UNA DE LAS CADENAS DEL BLOG. CONSULTA EL MÍO PARA QUE TE ENTERES.....
    BESITOS.

    ResponderEliminar
  3. Sólo la he visto una vez y me gustó. Por cierto, muy bueno el análisis de los personajes.

    ResponderEliminar
  4. No me la pierdo. Es óptima.
    Sólo un añadido: Mónica Salazar es objeto de deseo de media oficina y de media España (a la otra media no le gustan las mujeres).

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7/3/06 13:13

    Muy buena, sí. Sólo te han faltado algunos personajes secundarios, por cierto. Como la "alternativa" Sofía y otra morena que también está mu güena.

    ResponderEliminar
  6. Yo lo veo los martes porque después del comisario, y me ponen negra. Cuento los minutos, vaya

    ResponderEliminar
  7. Pues te diría, Su, que en lugar de ponerte negra te pusieras cómoda y prestaras atención porque creo que te partirías de risa. Los personajes son caricaturas disparatadas y muy bien hechas de compañeros de trabajo que todos tenemos y a los que asociamos rápido: Fulanita es como la Cañizares, Menganito es Jesús Quesada...
    Y también, conste, soy asiduo del comisario. Como en el capítulo de ayer no salió Lucas, me gustó más que los inmediatamente anteriores. ¡Qué actor más malo!

    ResponderEliminar
  8. jo! a mí me encanta, sobre todo cañizares...

    ResponderEliminar