28.11.05

Un año más

Ya está de nuevo aquí. La Navidad. Las calles vuelven a estar ¿adornadas? con las típicas luces. Las casas empiezan a estar engalanadas con luces, árboles y belenes. La gente vuelve a arremolinarse ante centros comerciales para regocijo del consumismo. Todos fingen llevarse bien y echar "pelillos a la mar" con aquellas personas a las que no aguantan durante el resto del año. Todo es tan bonito que se me saltan las lágrimas sólo de pensarlo. Todo lleno de buenas intenciones, de buenos sentimientos, de buen rollo. La hipocresía humana llega a tal extremo de que en esta época son perdonados todos los deslices o pecados que se cometen. "Eres un capullo, pero como es Navidad, te perdono". Todo es así de sencillo, todo se resume en eso.

Pero la que debería ser la fiesta más familiar y la más entrañable, ha pasado a ser la fiesta más borreguil que existe. En Navidad hay que hartarse a comer, ya sea turrón, mazapán o polvorones, hasta llegar a engordar unos pocos kilos. Hay que brindar con cava (o champagne francés para aquellos patriotas que continúen adelante con ese inteligente boicot a todo lo catalán). Hay que dejarse el sueldo en regalitos para los más allegados, simplemente porque El Corte Inglés así lo dispone. Hay que comer doce uvas al son de las campanadas de un reloj. Hay que salir en Nochevieja, de chaqueta y corbata, por supuesto, y pillarse un pedo enorme para llegar a casa a las once de la mañana. Y, en definitiva, todos tenemos que ser más felices y mejores personas porque es la época de los buenos sentimientos.

Por todo ello, se han convertido en las fiestas del consumismo, del desparrame y de los excesos en general, donde la gente se ha olvidado de lo que realmente se celebra, y bien poco que importa. Lo esencial es reunirse con la familia (en eso es lo único en lo que estoy de acuerdo), ponerse ciegos de todo y arruinarse comprando regalitos. Por eso yo este año no quiero ser cómplice de los centros comerciales y he decidido no hacer un solo regalo a nadie. Por el mismo motivo (y esto va dirigido fundamentalmente a mi familia) espero no recibir nada de nadie. Lo realmente bonito de un regalo es la espontaneidad de quien da y la sorpresa del que recibe, y eso es algo que se pierde con estas fiestas tan bien estructuradas. ¿Por qué no puede hacerse un regalo el 15 de agosto, por ejemplo? No espero que lo compartáis, pero sí que lo respetéis.

21 comentarios:

  1. Pues estoy de acuerdo contigo. Se espera uno a las rebajas de enero y con las mismas pelas te da para tres regalos o más.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo no lo estoy, vamos a ver en algunas cosas si... hace ya tiempo que el que para mi es un hijoputa durante todo el año, por navidad no le perdono una mierda, pero hay cosas de la navidad que si me molan, hacer regalos me encanta,(y me jode a la vez..porque encontrarlos para todos es un palo pero compensa), dices que podriamos hacerlo en agosto, puede, pero a que no lo hacemos?... me encanta tener la casa adornada y tener un dia toda la familia a comer,aunque me pase un dia entero en la cocina... pero chico que quieres me encanta, otras cosas me cargan (misa del gallo, salir de fiesta por fin de año, felicitar las fiestas a todo dios,tener que cenar con gente que detestas...) pero afortunadamente ya casi no hago nada que no me apetece...

    ResponderEliminar
  3. Vamos a ver, rochem, la parte en la que dices que te gusta tener a la familia entera a comer un día... si lees bien lo que he escrito, puse que eso es lo único en lo que estoy de acuerdo de estas fiestas.

    Respecto a los regalos, yo a mi hermana, por ejemplo, le he hecho muchas veces regalos porque me apetecía, porque estaba en algún sitio y vi algo que sé que le iba a gustar, y entonces se lo compré. Eso es lo que me parece bonito de los regalos. La espontaneidad, no el hacerlos "porque hay que hacerlo". Y yo soy el primero al que le gusta regalar y que le regalen.

    ResponderEliminar
  4. Es verdad... gastas y engordas... En muchos aspectos es una farsa total, pero depende de nosotros el que lo sea, ¿no? Nosotros hemos convertido a la Navidad en algo hueco.
    Todo el tiempo el consumismo está con nosotros, pero es que en Navidad se agudiza...
    Yo creo que el sentido de estas fechas se ha perdido y es una pena porque, además de reunir, es una temporada que nos identifica de alguna forma.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Ya, pero Mono, ahora que estamos lejos y nos vemos de higos a brevas, no podemos hacernos regalitos con la misma asiduidad. Supongo que es una manera sanísima de aprovechar.

    Y es verdad, me regalaba pinículas o flins, como prefirais decirlo.

    Y nosotros (el niño, Ili, Barbas y yo) te queremos todo el año, que lo sepas, sin necesidad de que venga el corte inglés a recordárnoslo.

    Como te pongas pesado, no te libras ni del telescopio ni de la botella de malibú -vacía, claro-.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo insisto, Su, nos vemos varias veces al año, podemos hacernos regalos en cualquier momento. No quiero regalos estas Navidades. Como diría Papuchi: "Ni uno".

    ResponderEliminar
  7. Su... mejor quita la variables "distancia" y "cada cuánto nos vemos" porque, aunque no sea tu hermana, sí soy de tu familia y saldrías... quiero decir... SALDRÍAMOS perdiendo... jeje.
    Beso.

    pd. ...y no es indirecta... LOS QUIERO MUCHO Y OJALÁ PODAMOS PASAR UNA NAVIDAD JUNTOS PRONTO.

    ResponderEliminar
  8. Aishhh Malandrin... Olvidate de hipocresias, del Corte Ingles, y demas chorradas...
    Las Navidades son lo que tu haces de ellas. No hay mas.
    Por que no hacer regalos en estas fechas? Pq no hincharse a turrones?? Que tiene de malo eso?? Por esa regla de tres, digamos adios tb a los cumpleanyos, a las tartas con velas, a los Santos, a los aniversarios de boda... A tomar por saco con todo aquello que nos alegra el dia, por lo menos una vez al anyo.
    Si cuatro fechas senyaladas consiguen que me olvide (o me de cuenta de lo absurdo que es) de odiar a mas de uno/a... Bienvenidas sean las punyeteras Navidades!
    Tu tb has sido ninyo, no Malandrin? Y no esperabas con entusiasmo la llegada de los Reyes Magos para destripar tus regalos? Apuesto que no te alzabas en contra del consumismo entonces, cierto? Ni preguntabas "pq ahora y no hace 15 dias?"... Es Navidad!
    Me encantan las luces colgando de las farolas, oir villancicos mientras paseo con mis hermanos por las calles de mi ciudad, los escaparates adornados con motivos navidenyos... Por algun motivo que desconozco(y no me interesa averiguar) me siento BIEN! Pq luchar contra algo que provoca en mi la mejor de las sensaciones??
    Que le den por saco a los que ven en estas fechas un ataque a los valores familiares en pro del consumismo incontrolado... A todos ellos les invito a mi casa, el 25 de Diciembre, para que contemplen la mejor de las escenas del anyo: mi hermana de 18 anyos, destripando anyo tras anyo, su tableta de turron de chocolate "Suchard". Podria comprarlo en cualquier otra fecha del anyo, pero no lo hace. No lo hace pq lo que hace especial al punyetero turron, es que mis abuelos se toman la molestia de ir a comprarlo al super de al lado, envolverlo con papel de regalo, y esperar hasta el 25 para ver la cara de sorpresa de su nieta, aunque esta sepa de sobra lo que va a recibir. Lo que nadie sabe es que a mi me encanta contemplarlos a los dos: a mi hermana, pq me rompe en pedazos con su sonrisa, y a mis abuelos, porque aun puedo disfrutar de su presencia y hacerles felices solo con gorronearle el turron a Nuria.
    Por todo ello, VIVA la Navidad! Espero que todos disfruteis de ellas, especialmente tu, Malandrin.

    ResponderEliminar
  9. "Las Navidades son lo que tú haces de ellas". Totalmente de acuerdo. Lo que YO (y los de mi alrededor, se entiende) hacen de ellas. Tengo la suerte de que las voy a pasar con mis padres, hermanos y cuñados, y no me hace falta ningún regalo para que sean especiales, porque ese simple hecho, ya me lo hace así.

    Y qué quieres que te diga, evidentemente, cuando era pequeño, no me planteaba nada acerca del consumismo navideño cuando llegaban estas fechas, sencillamente porque lo que piensas de niño poco o nada tiene que ver con lo que piensas cuando creces, no me pongas ese ejemplo. Cuando era niño, efectivamente, todo giraba en torno a los regalos. Tenía a toda mi familia reunida en casa todo el año y no quería más. Ahora no. Ahora mis padres están divorciados, mi hermano lleva varios años viviendo fuera de Madrid, y mi hermana un par de ellos. ¿Realmente crees que hay algún regalo que pueda superar la sensación de estar reunido con ellos?

    Yo no pretendo decir que mi forma de pensar en este aspecto sea la mejor, ni la más correcta. Sólo es la forma en que pienso yo. Tú puedes pasarlas de otra manera, igualmente válida, porque como tú misma has dicho, las navidades son lo que cada uno hace de ellas. Y yo quiero hacerlas así, quién sabe si sólo este año y el siguiente vuelva al redil, pero esta vez el cuerpo es lo que me pide.

    ResponderEliminar
  10. ¿Y si nos envolvemos nosotros 4 en celofán tampoco lo aceptas? :P

    Muy bonito eso que has dicho.

    ResponderEliminar
  11. Si en el fondo me das la razon... Sabes de sobra donde estoy viviendo ahora, donde viven mis hermanos, y como hemos "vivido" hasta el momento...
    Y si, la sensacion de vernos todos juntos no la supera todo el oro del mundo, pero es mucho mas dulce con Turron de Suchard :)

    Su, pa veros a los 4 envueltos en papel de regalo... :D

    ResponderEliminar
  12. si en el fondo, entiendo lo que quieres decir... a mi me pasa lo mismo con el dia del padre y de la madre, peo que quieres en navidad, no en navidad disfruto como un cerdo...respecto a lo que dice laurita, os parecerá una gilipollez, pero el dia de reyes todavia me cuesta dormir, y os aseguro que me levanto antes de las 8 cada año, para ver que hay... ya sé soy como un niño, y me encanta... y cuando crezca mi hija ya voy a flipar... además pa que coño quiero tanta pasta si no me la puedo gastar en navidad, ya sabes como dice un amigo común el mundo está hecho pa cuatro hijos de puta con pasta como yo :-))))))))

    ResponderEliminar
  13. Me alegra que vayan a estar juntos, envueltos o no, con turrón o sin él, con regalos o sin ellos... Felicidades adelantadas y un beso.

    ResponderEliminar
  14. Yo os envolvería a los cinco en celofán pero para no desenvolveros en todo el año y teneros pegados a mi pa los restos.
    Muy de acuerdo con Laurita. Esta chica piensa bien.
    Respetado tu decisión sobre los regalos, me apunto al 15 de agosto, pero.......si lo pospones un pelín, mejor el 21.
    Comeremos juntos y nos pondremos morados el 25 de diciembre y el 21 de agosto tambien.
    Te quiero.

    ResponderEliminar
  15. PROTESTO

    Tengo comprobado y llevo dos años expandiendo la idea que junto a la hipocresía personal con respecto a la Navidad, existe una hipocresía SOCIAL. Aquellos que denostan la navidad, ppero coño todos los años salen en todas las fotos con el gorrito de papanoel. ¿Acordarse de los niños que mueren de hambre en Nochebuena?. No te jode, y porqué no acordarse de ellos cuando el uno de julio con la paguita de vacaciones en el bolsillo nos vamos de vacaciones y "Mis vacaciones son mis vacaciones y olvídate de los demás".
    Curioso: no soportamos la invitación a lo bueno. Sï, es obligado, a veces hay que forzarse a saludar a quien no quieres, pero joder... es para que practiques, a ver si se te pega y sigues todo el año así.
    No me pondré por ejemplo,qué qcurioso todo el mundo pone el ejemplo del hijoputa en Nochebuena. ¿En carnavales no te importó pasarte la noche con el amigote en la discoteca verdad?. Pues perdona pero era el mismo hijo puta que nombras ahora...
    Odiamos la navidad, pero no su paga extra
    Odiamos la navidad, pero en Nochevieja nadie les pilla en su casa
    Odiamos la navidad, pero las cogorzas las cogemos dobles... porque es navidad ;)

    ResponderEliminar
  16. Antes de nada, johny, bienvenido a este blog.

    Creo que eso que escribes no es del todo cierto, al menos en mi caso personal. Yendo por orden: Jamás me he hecho foto alguna con ningún gorrito de Papá Noel, y aunque no puedo asegurar que nunca me la haré, lo cierto es que la vida da tantas vueltas, que uno nunca sabe lo que va a hacer en el futuro.

    Si te fijas, en ningún momento he hablado de acordarse de los niños que se mueren de hambre, aparte que ahí pienso como tú, y que o te acuerdas de ellos todo el año o mejor no lo hagas.

    Respecto a los de carnavales y la discoteca, me vas a perdonar, pero no termino de entender qué es lo que quieres decir al comparar al "amigote" con el "hijoputa". Aparte de que yo no estuve en ninguna discoteca en carnavales toda la noche.

    Y bueno, lo de que "odiamos la navidad...". Yo no la odio. Me parece simplemente que se están perdiendo los auténticos motivos de celebrarla, que es estar con la familia, reunido. Eso es lo que me gusta realmente de la navidad, no cogerme pedos en Nochevieja (que no me los cojo, por otro lado) o cosas así.

    Pero vamos, que hay gustos para todo.

    ResponderEliminar
  17. Bueno, yo no celebro la navidad más bien celebro el Solsticio de Invierno. Y tampoco los Reyes Magos: ahí hice mía una coña de tu hermano y vengo celebrando lo que son los Presidentes Republicanos Magos... Por cierto, si hay fotos de los 5 envueltos en papel celofán quiero copia. :D

    ResponderEliminar
  18. Pues como ha dicho Laurita, la Navidad es lo que uno hace de ella, así de sencillo.

    Y antes me tocaba los huevos, pero ahora me gusta y me emociona porque os puedo ver a todos juntos, y eso solo pasa en Navidades y cuando operan a Su de la nariz (hecho, este último, que no espero suceda más de una vez en la vida mientras que lo otro es una vez al año).

    Y lo de las uvas es una chorrada pero desde las doce menos cuarto ya estoy nervioso pensando en que no vayan a empezar las campanadas y me pillen distraido.

    Y lo de los regalos, que queréis, la ilusión de abrirlos y, sobre todo, la ilusión de ver los caretos de los que abren los que uno ha traído, ése es el mejor regalo. Y no lo hay en el Corte Inglés.

    Y este año he puesto arbolito en mi casa de Barcelona porque ver la cara de ilusión de mi mujer, como dirían los de Master Card, no tiene precio...

    Que le den por culo al Corte Inglés, claro que sí. Pero quién os ha dicho que Papá Noel compre mis encargos en el Corte Inglés...

    Pd.- Por si prospera la idea de envolvernos, me pido llevar el lacito en la punta de la nariz, que dado el insigne tamaño de mi naso puede ser una buena forma de amortizarla.

    Pd2.- Mikel, ea, tienes pagada una Mahou para celebrar los próximos presidentes de la república magos.

    ResponderEliminar
  19. ¡¡Que se envueeeeelvan, que se envueeeeeelvan!!

    ResponderEliminar
  20. La verdad es que, después del calentón inicial que me llevó a escribir esto, y tras leer especialmente a laurita, creo que debo participar también en el tema de los regalos. A pesar de que me joda el consumismo que hay en estas fechas, siempre he participado en él, pero más desde el cariño que otra cosa. Así pues, este año será igual, y no jugaré más a ser Mr. Scrooge.

    ResponderEliminar