2.11.05

No hay tregua

Este título de una canción de los incombustibles Barricada es lo que me ha sucedido hoy con mi móvil. No me ha dado tregua. Andaba yo preocupado porque pensaba que estaba estropeado o algo, ya que últimamente sonaba menos de lo que es habitual en él. Pero no, hoy me ha demostrado que sigue muy vivo.
Y eso que hasta la una de la tarde ha estado muy tranquilito y me ha dado tiempo para ir a jugar un poco al tenis (estoy de vacaciones, qué pasa) con mi padre. Pero ha sido volver y.... Primero me ha llamado alguien desde Argentina, alguien con quien hacía tiempo que quería hablar, pero que siempre me sabe a poco, estemos el tiempo que estemos hablando. Parecía que se iba a quedar ahí la cosa. Pero no. Un minuto después y cuando había vuelto a mis quehaceres ociosos, ha vuelto a sonar, y nuevamente el número que me salía era extranjero. En esta ocasión, y para mi sorpresa, ya que he tardado en reconocer la identidad de quien llamaba, desde Inglaterra. Era mi amiga Laura, alias "La Malandrina" (o malandreta, que es catalana). Otra sorpresa agradable. Y tras otro rato de conversación, y cuando nuevamente me encontraba con mis quehaceres ociosos, ha vuelto a sonar la musiquita del móvil. "¿Pero qué pasa hoy?", he dicho en voz alta. Nuevamente, un número desconocido, aunque esta vez de aquí. Pues ha resultado ser el tipo aquel con el que tuve el accidente hace unos meses, que estaba teniendo problemas con el seguro porque tenían un concepto erróneo de cómo fue la colisión. Así que yo, a mi vez, he tenido que llamar a Europcar para explicarles el tema. ¿Y no podía haberme llamado cuando no estuviera de vacaciones? Desde luego, los hay que no tienen ninguna consideración, y todo por ahorrarse 1.800 euros.

Y para colmo, mientras escribía esto, ha vuelto a sonar, aunque esta vez ha sido un amigo para ir a jugar al tenis mañana nuevamente.

6 comentarios:

  1. Me alegra que tu teléfono funcione y seas localizable... más en ciertas ocasiones.
    Suerte en el tennis mañana.

    ResponderEliminar
  2. Yo también te acabo de llamar, imbuida por el espíritu telefónico, pero no estabas a mano... ¡y eso que, según Esperanza Aguirre, yo también llamo desde el extranjero!

    Hala, nen, adeu...

    ResponderEliminar
  3. Ya, acabo de llegar a casa y escuchar tu mensaje. Ahora sólo me queda descifrarlo....

    ResponderEliminar
  4. ¿Y le has ganado al tenis a tu papá? Porque creo que eso activa móviles, dobla cucharas y arregla relojes.

    ResponderEliminar
  5. Eso nunca, rotops, si le gano a mi papá al tenis, me quedo sin paga.

    ResponderEliminar
  6. Te digo más o menos lo que te pongo aquí, hasta los puntos suspensivos (no inclusive).

    ResponderEliminar