12.2.06

Aquí no hay quien viva

Ese es el título de una de las series de más éxito actualmente en la televisión de nuestro país. Y eso dice mucho de lo mal que está la televisión aquí, y por qué no decirlo, los telespectadores. El otro día tuve la oportunidad de deleitarme con un capítulo de esta serie, al menos durante el tiempo en el que me mantuve despierto. Durante ese tiempo, estuve preguntándome varias veces dónde se encontraba la gracia de lo que estaba viendo.

Los personajes abarcan un gran abanico: Un portero presuntamente graciosísimo, especialmente cuando dice la famosa frase "Un poquito de por favor". El padre de este portero, presuntamente tan gracioso como su hijo. Tres chicas que viven juntas en un piso, y que a ellas no logré verles la gracia por ningún lado. Un capullo que lleva un videoclub en el mismo edificio, que parece que no podía ser en otro lado. El presidente de la comunidad, con su familia, una mujer un tanto neurótica, y dos hijos, el pequeño un niño gordo insoportable, que me imagino que a los incondicionales de la serie, les hará un montón de gracia. Tres señoras maduritas, por ser generoso, viviendo en un mismo piso y todo el día cotilleando acerca de sus vecinos e incapaces de separarse ni para ir al baño. Creo que esos fueron mis personajes favoritos. Al menos fueron las que lograron sacarme más de mis casillas.

Lo mejor de todo es la poca vida social que demuestran estos personajes, que se relacionan únicamente con sus vecinos y siempre dentro de los límites del edificio, como si de una secta se tratase. Los diálogos son realmente absurdos y predecibles, así como las situaciones, que parecen un resumen de todas las series que hemos visto de pequeños.

Me gustaría que algún seguidor de "Aquí no hay quien viva" me explicase los motivos por los que le hace tanta gracia la serie, tan absurda e irreal por otra parte.

2 comentarios:

  1. Yo hace ya unos meses que no veo la serie... Y no recuerdo si me desternillaba de risa, o la cambiaba por "Los Serrano" (y no, no por Fran Perea...) Digo yo que si sigue en parrilla sera pq engancha, no? No seras tu uno de los que despotrica, y acto seguido se compra la DVDs de la serie???
    En algo si te doy la razon: el ninyo gordo, que rabia me da.

    Y en cuanto a tus ultimas lineas... Para situaciones absurdas, pero reales, ya tengo las que me ocurren dia a dia. Quien quiere ver a el ninyo gordo en clase, comportandose, y a la tetona de la hermana sin mostrar carne? O a las abuelas, cada una en su mecedora?? Nadieee!!
    Ah, por cierto, desde aqui pido a Telecinco que emita de nuevo Al Salir de Clase...

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Es que los habituales de este foro no son representativos de la audiencia (¿no astaría mejor dicho videncia?) televisiva.
    Ayer, en El Rastro, me quedé perplejo por la conversación de dos vendedores (ella y él) porque no entendía de qué ni de quién hablaban. Después de un par de minutos de hacer como que me interesaban sus mercancías y no su criptográfico idioma, pude deducir que criticaban a algunos de los concursnates de ese programa que se llama "Gran Hermano" como si fueran de su familia.

    ResponderEliminar