23.2.06

Un hecho real... ¿y cotidiano?

Tres personas entran en una tienda de alimentación. Son dos chicas y un chico. Tras cruzar la puerta, los empleados de dicha tienda se fijan inmediatamente en ellos. Alguien del personal les sigue por los pasillos para vigilarlos, mientras pueden oírse comentarios en los que se escuchan las palabras "ladrones" y "robar". Los tres chicos, tras protestar e incluso encararse con una de las dependientas, se marchan, sin comprar (ni robar) nada.

Los tres chicos eran rumanos, lo cual les hace ser sospechosos de antemano. ¿Es justo que eso sea así? ¿Tenemos prejuicios contra estas personas o es que realmente son problemáticos por naturaleza?

2 comentarios:

  1. Pues éso... que las apariencias engañan y todos nos vamos con la finta dependiendo de las pintas que traigan las personas... Está mal, pero es que bajo esos parámetros vivimos, entre otras, porque tenemos que estar muchas horas del día a la defensiva (creo yo) y ya nos acostumbramos a esa dinámica.
    BESO.

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia, muchos rumanos y gente del este han dado muy mala prensa a todos ellos. Pero....
    Anecdota: Londres, calle la mas comercial. Almacen Mark and Spencer. Jorge con 4 años. Tu padre y yo viendo ropa. Tu hermano me dice que se hace pis. No veo el baño y decido sacarle a mear a un arbolito de la calle. Según mea
    ¡(4años)! oigo con desprecio ¡"spanihs"!. Lo mismo. ¿No?

    ResponderEliminar